Busca por
categorías
Entradas
destacadas

El alumbrado eficiente llega a Sevilla de la mano de Edison Next 

El ahorro, eficiencia energética y reducción de la contaminación lumínica, son objetivos cruciales para la economía y la sostenibilidad medioambiental. Y es que, el alumbrado público en España supone un consumo eléctrico de aproximadamente 2900 GWh/año, según últimos...

Sistema BMS: la evolución hacia un Smart Building

Con el crecimiento continuado de la población en zonas urbanas, la optimización del consumo de energía empieza a ser una pieza ineludible para afrontar un futuro verde. Sin ir más lejos, el parque de edificios en España consume un porcentaje alto de energía, siendo la...

España ante el desafío de la descarbonización 

Europa avanza imparable en la implementación de soluciones por la emergencia climática. Los objetivos de sostenibilidad ya forman parte de los principios, la cultura y la estrategia de crecimiento de todos los países y se hacen reales con la firma de acuerdos...

Rivas Vaciamadrid, ejemplo de ciudad inteligente y sostenible

Actualmente, vivimos en un proceso de urbanización trepidante causante de numerosos problemas como la alta emisión de gases contaminantes o el gran consumo de energía. Una serie de retos por mitigar, enmarcados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda...

18 de marzo de 2021
Categorías: Blog,ESG

Criterios ESG, ¿qué significan y por qué son tan importantes?

Para conocer el origen de las inversiones éticas, tenemos que retroceder más de cincuenta años, en concreto, a la época de la Guerra de Vietnam. Este conflicto bélico provocó una ola de protestas universitarias por todo Estados Unidos que exigían acabar con las inversiones de las instituciones educativas a empresas militares. Fue el origen de las denominadas “inversiones éticas”.

A finales de los 90, el progreso de la inversión sostenible era un hecho y se decidió lanzar el Dow Jones Sustainability Index, el primer índice global que introducía criterios de sostenibilidad. Poco después, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dio un gran paso con la puesta en marcha de los Principios Para la Inversión Responsable, basados en seis premisas clave para las organizaciones y empresas de todo el mundo.

El concepto de inversión sostenible o responsable había llegado para quedarse.

Pero, ¿qué requiere una inversión para ser considerada responsable? Debe cumplir con unos criterios ambientales, sociales y de gobernanza denominados ESG, por sus siglas en inglés, para garantizar su futura rentabilidad y supervivencia.

Los criterios ESG abarcan:

  1. El factor ambiental (Environmental), para tomar decisiones en función de cómo afectan las actividades de las empresas al medio ambiente.
  2. El factor social (Social), para tener en cuenta la repercusión que tienen en la comunidad las actividades desempeñadas por la compañía, por ejemplo, en términos de diversidad, derechos humanos o cuidados sanitarios.
  3. Y el factor de gobierno (Governance), que estudia el impacto que tienen los propios accionistas y la administración, y se basa en cuestiones como la estructura de los consejos de administración, los derechos de los accionistas o la transparencia, entre otros.

Estos criterios son la columna vertebral de cualquier inversión responsable y ética de las organizaciones, erigiéndose además ahora como indicadores de la calidad y el compromiso de una marca con toda la sociedad.

En Europa, el término comenzó a manejarse a partir del año 2000, como inversión socialmente responsable y en 2014 se calcula que ya movía unos fondos financieros de 100.000 millones de euros. El país donde más se han extendido ha sido Francia, seguido de Reino Unido, Suiza, Bélgica y Alemania. A nivel mundial, se calcula que pueden atraer inversiones de 300.000 millones de euros al año.

En estos momentos, el concepto está de plena actualidad en Europa y, de hecho, el 10 de marzo de 2021 entra en vigor el Reglamento (UE) 2019/2088, una normativa que obliga a los participantes en los mercados financieros, organizaciones y asesores financieros a informar, en relación con los riesgos de sostenibilidad de las empresas que manejan, y en todos sus procesos productivos.

La directiva afectará también a la actividad de cualquier organización cuya actividad implique la generación de C02 y residuos contaminantes, o consumo de recursos naturales, como agua, combustibles fósiles, materiales biodegradables, etcétera. Es decir, cualquier polución que genere un impacto al medio ambiente.

En este sentido, cada dos años se edita el informe Global Sustainable Investment Review para recopilar los datos en todo el mundo y valorar la evolución.

Contáctanos

    He leído y acepto la Política de privacidad

    Acepto recibir información comercial de productos y servicios de Edison Next, incluyendo por medios electrónicos.

    * Campos obligatorios

    EDISON
    Next

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales de acuerdo con lo establecido en el Reglamento General (UE) 2016/679, de protección de datos (RGPD) y en la L.O. 3/2018, de protección de datos y garantía de los derechos digitales (LOPDGDD).

    Responsable: EDISON NEXT SPAIN, S.L.U.

    Finalidad: Responder a sus consultas y solicitudes.

    Legitimación: Consentimiento de la persona interesada al enviar el formulario.

    Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar, oponerse y suprimir sus datos, así como a la limitación y portabilidad de sus datos, dirigiendo comunicación, motivada y acreditada, a privacidad@edisonnext.es

    Información adicional: Puede consultar esta información más detallada y otra información adicional en nuestra política de privacidad: www.edisonnext.es