Busca por
categorías
Entradas
destacadas

¿Cómo aprovechar la energía solar en el alumbrado público?

Cuando pensamos en energía solar, solemos visualizar grandes campos con plantas de energía fotovoltaica, y tejados de edificios con paneles solares. Sin embargo, la energía solar también puede aplicarse en el alumbrado público.  Las farolas solares pueden ser una...

La gestión de instalaciones hoteleras eficiente y sostenible

En pleno periodo estival, la ocupación hotelera vuelve a ascender. Una situación que conlleva una gran fuente de ingresos para el sector, especialmente tras la situación provocada por la pandemia. Pero, lógicamente, el alto nivel de ocupación implica numerosos gastos...

Hoteles sostenibles, el futuro del sector turístico 

La sostenibilidad se ha convertido en uno de los pilares fundamentales para cualquier empresa u organización. Pero, cuando hablamos de turismo, las palabras eficiencia energética, sostenibilidad o lucha contra el cambio climático cobran cada vez mayor importancia....

15 de julio de 2022

Smart City: sostenibilidad económica, social y medioambiental  

La población mundial no para de aumentar, así como la migración del campo a las urbes. Y es que, actualmente, el 55% de la población del mundo vive en zonas urbanas y según datos de la ONU, este porcentaje ascenderá al 70%.   

En las próximas décadas, se prevé que los núcleos urbanos afronten un número creciente de problemas tales como el abastecimiento energético, las emisiones de CO2, la planificación del tráfico automovilístico, la provisión de bienes y materias primas o la prestación de servicios sanitarios y de seguridad a todos quienes residan en estos enormes y masificados centros de población, entre otros. 

Con estos datos sobre la mesa, las grandes ciudades cada vez requieren de más soluciones que contribuyan a una gestión eficiente y real de los recursos, y que a su vez aporte valor al ciudadano. 

Bajo estas premisas, surge la denominada Smart City. Un término acuñado originalmente a aquella ciudad que utiliza la tecnología y la innovación para mejorar la calidad de vida de sus habitantes con la idea de promover un desarrollo sostenible y eficiente en todos sus ámbitos, desde la movilidad, la gobernanza o la economía. Mejorar el entorno natural o urbano, facilitar procesos cotidianos, reducir el gasto público u ofrecer información en tiempo real son sólo algunos de los beneficios que ofrece una Smart City. 

Sin embargo, hoy en día el concepto ha evolucionado con el objetivo de contemplar una serie de atributos desde una perspectiva holística e integral. De este modo, una ciudad inteligente es una concentración urbana eficiente, sostenible, resiliente, y con buenos estándares de calidad de vida tanto para sus residentes; en primera instancia, como para sus visitantes. 

Es decir, una ciudad inteligente brinda soluciones a los desafíos de la urbanización y mejoran la calidad de vida de los habitantes de las ciudades garantizando que la tendencia a la urbanización en curso sea sostenible.  Aunque, el concepto de Smart City no es estático e irá evolucionando con la sociedad, por lo que además de todo lo expuesto, las ciudades inteligentes deben ser ante todo resilientes, y adaptarse a las necesidades presentes y futuras.  

La gestión eficiente de los recursos debe verse reflejada en las redes eléctricas, en los sistemas de distribución de gas y de agua, en la gestión de los residuos, el transporte público y privado, etcétera. Toda una serie de elementos que conforman la columna vertebral de las ciudades inteligentes. 

En este punto, las Smart Cities nacen con el objetivo de crear ciudades sostenibles económica, social y medioambientalmente. Urbes en las que se aplican las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) con el fin de proveerlas de las infraestructuras necesarias que garanticen la armonía entre los siguientes aspectos: 

  • Desarrollo sostenible. 
  • Incremento de la calidad de vida de los ciudadanos. 
  • Mayor eficacia de los recursos disponibles. 
  • Una participación ciudadana activa. 

¿Cuáles son los beneficios de una Smart City? 

AHORRO DE ENERGÍA 

El ahorro de energía es una de las ventajas clave que surgen del impulso de la eficiencia en las ciudades inteligentes. Este ahorro depende de la innovación en la tecnología, así como de los hábitos de uso de las personas. Por ello, hay que ofrecer herramientas para que los ciudadanos se adapten.  

Dentro de las ciudades inteligentes se encuentran las Smartgrids, redes eléctricas inteligentes, que permiten adaptarse a las necesidades del usuario, ofreciendo un sistema energético sostenible y eficiente, con bajas pérdidas y altos niveles de calidad. 

Las redes inteligentes tienen la capacidad de recibir información en tiempo real, permitiendo trabajar de forma más eficaz y adaptarse a las necesidades del momento, sin esperar a recibir informes que pueden tardar días en llegar. 

REDUCCIÓN DEL IMPACTO 

Las Smart Cities buscan reducir el impacto que tiene nuestra actividad sobre el resto del planeta. Esta reducción del impacto humano se consigue a través de varios cauces en las ciudades inteligentes. Por ejemplo, la gestión más eficiente del tráfico de la ciudad puede ayudar a tener una menor cantidad de emisión CO2, una considerable disminución del gasto en combustible, así como una gestión más eficiente, rápida y segura del tráfico.  

El reciclaje y la reutilización de los residuos domésticos para calefacción, la instalación de paneles solares para reducir el gasto en agua caliente o la utilización de agua residual para la creación de biogás son algunas de las soluciones que aplican las Smart Cities para reducir el impacto global. 

MAYOR CONECTIVIDAD 

La interconexión entre todos los elementos es otra de las características de las ciudades inteligentes que hace que sean más eficientes. Y es que una ciudad inteligente es un sistema tremendamente complejo en el que todo está interconectado. Los miles de sensores instalados a lo largo de la geografía proporcionan una gran cantidad de información de diferentes orígenes desde el sistema eléctrico o el tráfico hasta la gestión de residuos.  

Analizado todo en conjunto, esta conectividad permite integrar y coordinar los diferentes servicios urbanos, pudiendo ser monitorizados y controlados. De esta manera, se realizan las operaciones con mayor eficacia y gracias a la información almacenada y procesada, se facilita la toma de decisiones. Además de recopilar información, es importante compartirla tanto con empresas como con ciudadanos (Open Data) promoviendo así su participación en la toma de decisiones. 

Contáctanos

    He leído y acepto la Política de privacidad

    Acepto recibir información comercial de productos y servicios de Edison Next, incluyendo por medios electrónicos.

    * Campos obligatorios

    EDISON
    Next

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales de acuerdo con lo establecido en el Reglamento General (UE) 2016/679, de protección de datos (RGPD) y en la L.O. 3/2018, de protección de datos y garantía de los derechos digitales (LOPDGDD).

    Responsable: EDISON NEXT SPAIN, S.L.U.

    Finalidad: Responder a sus consultas y solicitudes.

    Legitimación: Consentimiento de la persona interesada al enviar el formulario.

    Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar, oponerse y suprimir sus datos, así como a la limitación y portabilidad de sus datos, dirigiendo comunicación, motivada y acreditada, a privacidad@edisonnext.es

    Información adicional: Puede consultar esta información más detallada y otra información adicional en nuestra política de privacidad: www.edisonnext.es